acreditada 5 header

imagen nota

El Centro de Atención de Denuncias y Prevención de Acoso y Discriminación (CPAD) será el responsable de convocar a representantes de los tres estamentos universitarios para definir la forma en que se llevará a cabo la actualización del protocolo vigente en la institución, proceso que es mandatado por la Ley 21.369 que regula el acoso sexual, la violencia y la discriminación de género en el ámbito de la educación superior.

A contar del jueves 20 de enero, representantes de los estamentos estudiantiles, académicos y no académicos de la Universidad de La Serena, serán convocados por el CPAD-ULS a discutir el modo en que se llevará a cabo el proceso de actualización del protocolo de denuncia de acoso sexual, violencia y discriminación vigente y que, de acuerdo al mandato de la Ley 21.369, debe actualizarse de manera participativa.

La encargada del CPAD-ULS, antropóloga Marcela Segall, comentó que esta primera cita tiene por objetivo comenzar la conversación respecto del modo en que se va a llevar a cabo la actualización, respetando y honrado el espíritu de la ley, que “explícitamente señala que el proceso de actualización de protocolos en la educación superior es una invitación pública a sus comunidades internas para discutir el modelo de prevención y sanción de conductas asociadas al acoso sexual, la violencia y la discriminación de género, pues la idea es que estos protocolos cuenten con la legitimidad de una construcción participativa con todos los estamentos”.

Este jueves 20 de enero se iniciará el trabajo de diseño global de la actualización para avanzar luego hacia su implementación, teniendo como norte que todo el proceso debe estar culminado antes del 30 de agosto de 2022, fecha que mandata la Ley para esta tarea.

Escrito por DirCom ULS